SUPERMAN

Noticias de Superman en todas sus facetas

Visión óptima con Internet Explorer a resolución de pantalla 1680 x 1050. Tamaño mínimo de pantalla 23 pulgadas


Página Origen


WONDER WOMAN

Click en la imagen para ver más sobre Wonder Woman y Superman


KRYPTON

Haz click en la imagen y accederás a una nueva historia de Krypton profusamente ilustrada y contada por mi amigo Nacho Jordán de Madrid


Comics y Noticias de Abril - Mayo de 2020


Regreso a casa el 22 de mayo de 2020

El viernes 22 de mayo a las 4.30 - 4.45 de la tarde he dejado la casa de mi hija y su marido donde he estado viviendo desde que el 27 de marzo, fecha en que me vinieron a recojer para llevarme a su casa a petición de mi hijo con el que vivo porque trabaja en un supermercado y tenía miedo de contagiarme. Ahora volvemos a una vida parecida a la de antes pero con ciertas precauciones en los contactos y en desinfectar pomos o sitios comunes, guardar la distancia de dos metros, etc., etc., etc. Hoy he vuelto a dormir en mi cama, sin problemas así como tampoco los tuve mientras estuve en casa de mi hija y su marido, Alana y David, que me han tratado a cuerpo de rey en todos los sentidos, tanto que ahora tendré que tener un par o tres de dias para acostumbrarme otra vez a vivir donde lo hacía antes, en mi propia casa pero desacostumbrado y con nuevas rutinas para sobrevivir en el nuevo mundo como lo llama mi hija.

Me puse algún documental de You Tube por no perder la costumbre que había cogido en casa de mi hija, principalmente me hizo gracia volver a ver, pero ahora en pantalla grande los documentales que vi en el ordenador de mi hija del Monument Valley, las cataratas del Niágara, las del Iguazú y el Salto del Angel en Venezuela, principalmente y seguiré unos días viendo documentales de Manhattan actualizados del día, pues es algo que siempre veía en casa de mi hija y su marido. Claro, tendré que acostumbrarme a que ahora no tendré preparado el desayuno, ni la comida, la merienda o la cena que mi hija siempre nos tenía preparados a la misma hora. Tendré que aprender a cocinarme yo la comida porque antes, desde 50 años atrás, siempre iba a comer a restaurantes solo, con Dolors, y luego solo otra vez, todos los días de la semana y ahora eso no se puede. Esperemnos que vengan mejores tiempos aunque de momento lo veo lejos y el mero hecho de tener que salir a la calle con la mascarilla puesta ya ha cambiado totalmente el mundo y ya no es lo mismo sino algo muy diferente.

Por recuperar ciertas costumbres antiguas, anoche ya me puse por la televisión mi telenovela colombiana preferida, es decir "Yo soy Betty, la fea" que hacía un tiempo que no veía. La he visto muchas veces y no me canso porque todos los personajes me resultan muy familiares y me agradan y es algo que desde que la vi por primera vez he ido haciendo, es decir, de tanto en tanto, la veo de nuevo y ésta era muy buena ocasión. Aún estoy en en proceso de tirar ciertas cosas que dejé por tirar antes de irme y que voy haciendo poco a poco como parte de la reordenación de las cosas en la actualidad.

Tengo bastantes comics por escanear, principalmente de Flash Gordon de la Editorial Vértice Segunda Epoca y 15 que había comprado austriacos pero que se quedaron sin escanear porque me llegaron un día por la mañana y ese mismo día por la tarde me iba a vivir a casa de mi hija y su marido donde he permanecidos dos meses y una semana. Ahora me tendré que poner de nuevo en marcha y seguiré implementanto la página de Flash Gordon pero aún no lo hago, antes tengo que reordenar otras cosas del piso. Tengo que vencer el pequeño síndrome de Estocolmo, que en dos días estará logrado pero lo que sí tengo que vencer es salir yo solo a la calle con la mascarilla, porque hasta hora no lo he hecho, siempre iba con mi hija al lado.


Cosas que pensaba durante el insomnio de la noche del 9 de mayo de 2020

Estando acostado y no pudiendo conciliar al sueño, me han venido recuerdos de mi pasado reciente, de lo que estaba haciendo cuando irrumpió la pandemia del Coronavirus y mi vida se vio interrumpida al venir mi hija y su marido para llevarme a su casa ante el temor, comunicado a su hermana, de mi hijo de contagiarme al llegar del trabajo por hacerlo en un supermercado. Claro, el hecho de que el gobierno decretara el estado de alarma prohibiendo salir de casa (con las excepciones lógicas) para combatir al Coronavirus, a mi me ha afectado de una manera muy diferente, pues no estoy viviendo en mi casa sino en casa de mi hija, quien me trata como a un rey y ya hemos enpezado a salir a la calle con mascarilla, jueves y viernes pasados pues el sábado y domingo un gran número de gente joven principamente, sale a la calle sin mascarilla y ponen en riesgo a toda la población, pero ese es otro tema, demasiado grave para tratarlo aquí.

Como decía, en la soledad de la noche, me acordaba de las últimas cosas que estaba haciendo en mi casa y que aquí no puedo hacer. Me había matriculado en la Escuela Oficial de Idiomas para estudiar Italiano pero sólo fui un mes porque aunque congeniaba muchísimo con el profesor, Antonio Sarri y cuando le comuniqué que lo iba a dejar intentó convencerme de que no lo hiciera, pero al final decidí llevar adelante mi decisión porque una cosa es pasárselo muy bien en clase, como a mí me ocurre siempre en estas situaciones, y otra tener que empezar a estudiar un idioma tan complicado como el italiano debido a la gran cantidad de reglas gramaticales que tiene. Yo estaba acostubrado al coreano que había estado estudiándolo en la misma Escuela Oficial de Idiomas durante tres años y aunque tiene fama de ser difícil a mí no me resultó tanto y de hecho hasta hice una página web de enseñanza de coreano básico para españoles que si lo deseas puedes echarlo un vistado haciendo click aquí.

El caso es que lo dejé y me metí de lleno a seguir haciendo páginas web, por ejemplo la de "Druuna" de Pier Paolo Eleuteri Serpieri, comprándome la obra completa en tomos de lujo y luego, como hago siempre, de otra editoriales para comparar las ediciones. Si lo deseas puedes ver lo que hice sobre Druuna haciendo click aquí.

Algo que estaba haciendo con gran ilusión y gusto era una página web sobre Sofía Loren, que aún no le he podido terminar, pues la página se titulaba "Sophia Loren y sus películas" y me iba comprando películas y haciendo reseñas de las mismas con imágenes de cada una de ellas. Pero Sophia hizo poco más de 100 películas y a mí sólo me dio tiempo a comprar y reseñar 57, antes de que el trabajo se interrumpiera por la pandemia, pero es que además, con la tercera película que hizo Sophía Loren titulada "Aida" basada en la ópera de Verdi con una Sophia Loren jovencita en el papel de Aida y con Lois Maxwell haciendo de su rival, Amneris. Curiosamnete, ayer vi un documental sobre las 14 películas de Lois Maxwell interpretando siempre a Moneypenny, la secretaria de M y amor platónico de James Bond y el caso es que el Google también se centra en esas 14 películas, sólo si tecleas "filmografía de Lois Maxwell" aparece "Aida". Al meterme (como paréntesis) en "Aida", empecé a comprarme películas, DVDs y BluRays, de la ópera y llegué a comprarme, ver y reseñar 27 que si lo deseas puedes ver aquí en mi página sobre "Aida".

También me he acordado de algo que hacía periódicamente y que estaba a punto de volver a hacer pero no pude, como fue volver a mirar por enésima vez las telenovelas colombianas (que siempre las veo seguidas) "Yo soy Betty, la fea", "La Mujer en el espejo" y "Dora la celadora" (únos 600 capítulos entres las tres). Y visualicé en mi mente que en cuanto vuelva a casa tras la confinación del Coronavirus, pienso verlas las tres de nuevo.

También me acordé de el hecho de que yo compraba mis libros de comics (Principe Valienten ncb, Flash Gordon, de la Editorial Dolmen, etc., en la librería Universal que estaba muy cerca de mi casa pero que pocos días antes de la interrupción de la pandemía se habían trasladado aún más cerca, de manera que desde el balcón de mi casa podía ver sus puertas y saber si estaba abierta o cerrada.


Para que no se olvide nunca

Pasan los días y se adquieren nuevas rutinas. La necesidad de permanecer en casa a raíz de la Pandemia provocada por el Coronavirus, evidentemente no la vive igual quien está en su casa, con todas sus cosas que, quien como a mí me ha ocurrido, me pilla estando en casa de mi hija y su marido. Yo vivía con mi hijo pero cuando se desató el Apokalipsis, llamó a su hermana contándole que tenía miedo de contagiarme al trabajar en un supermercado y mi hija y su marido vinieron a casa para llevarme a la suya antes de que él volviera del trabajo. Me llevé un libro que ya había leído pero que me apetecía volver a leerlo, "La hora final" de Nevil Shute que fue llevada al cine en la película titulada originalmente "On The Beach" con Ava Gardner y Gregory Peck en los principales papeles; y poca cosa más pues no teníamos en mente en ese momento que el problema del Coronavirus se iba a prolongar por tanto tiempo. Y que lectura más apropiada para leer en estos momentos, como va muriendo la humanidad a causa de la radioactividad por una guerra atómica y cómo va muriendo gente por el Coronavirus a nivel mundial.

En el momento en que estoy escribiendo esto, es 2 de mayo y ya han pasado casi dos meses. En casa de mi hija y su marido vivo muy bien, tengo las comidas servidas en su momento y están muy ricas. Dispongo de muchas horas para usar el ordenador que mi hija me cede y eso me permite seguir comunicado por mail con amigos y estar conectado con el mundo a través de los numerosos reportajes que hay en You Tube. Nunca en mi vida lo había usado tanto, pero a parte de estar al día te puedes dar el lujo de viajar a los sitios que tú quieras, sólo hay que teclear el nombre. Yo paso muchos ratos viendo en diferentes documentales "Las cataratas del Niágara" uno de mis dos paisajes favoritos del planeta, el otro es Monument Valley.

Las cataratas del Niágara las veo con unos ojos diferentes del Monument Valley, primero porque éste, sólo lo conoczco por documentales y películas, principalmente los Westerns de John Ford, pero las cataratas del río Niágara las conozco por haberlas visitado con mi esposa, Dolors, en el año 1979 que fuimos de vacaciones a New York durante 17 días y uno de ellos lo ocupamos en ir a Canadá expresamente para ver las cataratas. El viaje programado para ir y volver a New York en el mismo día, nos dio tiempo de sobras para pasear a nuestro aire por el pueblo del mismo nombre y dedicarnos por nuestra cuenta a atravesar el puente que separa Canadá de Estados Unidos. Eso es algo que hicimos para poder ver la llamada catarata nortemaericana desde el lateral de la misma y no de manera frontal que es como se ve si te quedas en Canadá y que parece plana, pero al verla desde su mismo lateral se ve que no lo es y que hace zig-zag con salientes.

A partir de aquel viaje ya nunca pude ver con los mismos ojos la película de Henry Hathaway titulada "Niagara" y protagonizada por Marylin Monroe y Joseph Cotten, por la sencilla razón de que aunque la película es de 1953 y nosotros fuimos en 1979, no había habido apenas ninguna variación en lo que se ve en la película y lo que vimos nosotros. Y aquí dejo un enlace para ver un poco y leer sobre nuestro viaje y su relación con la película de Marylin Monroe, actriz tan fascinante como las propias cataratas del Niagara. No pudimos hacer el viaje típico en el barco "Maid of the Mist" porque ese día el río estaba muy revuelto y no dejaban salir ningún barco. A cambio cruzamos el puente y vimos la catarata americana desde una perspectiva que no vio ninguno de los que viajamos desde New York porque le gente hizo todo con el guía y nosotros nos independizamos por unas horas.

Aunque yo no he estado, pero también vale la pena ver el paisaje de las Cataratas del Iguazú, río que se halla en la frontera entre Brasil y Argentina de manera que se pueden ver las cataratas desde el lado de Brasil y desde el lado de Argentina. Son dos vistas igual de impresionantes. Para ello sólo tienes que hacer click aquí. Una vez en la página hay varios documentales sobre el mismo tema, pero que todos vale la pena verlos. Como dato adicional, las cataratas del Niagara tienen 51 metros de altura y las del Iguazú 81. Niagara lo escribo siempre sin acento porque es su forma original (que se pronuncia "naiágara")

Volviendo al tema de la reclusión, ya hace tiempo que me volví a leer "La hora final" y me compré por correo a Portugal el nuevo libro (comic) que ha restaurado Manuel Caldas, "Johnnny Comet" de Frank Frazetta. 168 páginas que incluyen las páginas dominicales en color que no se habían visto nunca y me compré en el mismo envío un tomo de "Cisco Kid" de José Luis Salinas que también ya lo he leído. Ahora he comprado, no sé cuando me llegará, un nuevo tomo, que ha salido sobre "El Guerrero del Antifaz", y ya es el cuarto que edita la "Asociación de Amigos del Guerrero del Antifaz", esta vez reproduciendo en color todas las historias de los Almanaques de Verano y Navidad así como láminas y portadas al tamaño original. Hubiera escaneado imágenes del tomo de Frazetta, pero aquí no dispongo del mismo. El día que pueda regresar a mi casa ya lo haré.

Otro tema, para mí de gran importancia, es que yo estaba acostumbrado a comer siempre afuera. La costumbre nació desde mi primer trabajo cuando aprobé unas oposiciones para entrar a trabajar en la Telefónica y no salió la plaza donde vivía con mis padres, Zaragoza, y escogí la ciudad más cercana que resultó ser Tarragona donde cada día comía en restaurante. Esa costumbre se mantuvo muchos años porque incluso cuando empecé a vivir con Dolors a ella también le gustaba comer fuera. Ahora, esa costumbre que me ha durado poco más de 50 años, se ha terminado de momento y creo que va para largo, pues comer fuera no se puede y se habla de poner paneles de plástico entre los comensales para evitar los contagios, pero eso a mí me ha roto el gusto de mi costumbre diaria de ir a comer fuera.

SEGUNDA SALIDA

Salida con mi hija del 6 de mayo de 2020 después de haber estado casi dos meses sin salir a la calle.
Me ha recordado mucho los vídeos que he estado viendo estos días de Manhattan, donde apenas había nadie por la calle y la mayoría con mascarilla.

Coronavirus, limpieza y desinfección


La Quinta Dimensión de la Naturaleza

Haz click aquí para leer más sobre el tema


Recuerdos del pasado. "La manipulación de las masas"

En el párrafo de más abajo cuando hablo del retroceso en el tiempo hay un parrafito en el que digo: "Yo siempre he sido una persona tímida, aunque como buen tímido, han habido épocas de mi vida que he protagonizado movimientos que en un momento llegué a arrastrar masas en la dirección deseada".

Me estaba acordando en ese momento de que en 1974 me había matriculado para hacer lo que entonces se llamaba C.O.U. (Curso de orientación universitaria) que era el año que tenías que estudiar previo a entrar en la Universidad. Me había costado bastante metricularme pero al final lo conseguí y he aquí que todo ese esfuerzo hubo un momento en que se puso en peligro de fracaso y que no me hubiera servido de nada, pues se avecinaban acontecimientos que podían dar al traste con el C.O.U y perder el año y la posibilidad de entrar en la Universidad.

El motivo es que en aquel año Franco había ordenado la muerte de Salvador Puich Antich, un joven de 18 años que luchaba contra la represión franquista. El caso es que todo el movimiento político, obrero y estudiantil se movilizó y en mi caso concreto, alejado como estaba de la política pues nunca me había interesado, me encontré con que llegaron tres "supuestos estudiantes" a los que yo veía bastante más mayores que mis compañeras/os de clase y metiéndose en las aulas iban proclamando la necesidad de renunciar al curso que estabamos haciendo como protesta por la orden de ejecución de Puig Antich.

Al final se juntaron todas las clases en el salón de actos donde los tres individuos propusieron el abandono del curso y se hizo por votación a mano alzada, como se había hecho previamente en las clases, saliendo por mayoría la opción de abandonar el curso. Yo ya me había fijado que en la misma votación que se había hecho previamente clase por clase, la mayoría de los alumnos levantaban la mano con cierta timidez, mirando a ver que hacían los de al lado. A mí no me interesaba en absoluto perder el curso y se me removieron las entrañas en mi interior y, pese a mi timidez, salí de la masa de compañeras/os y me subí encima de una mesa y me dirigí a ellos en los mismos términos que lo hacían los tres individuos diciendo:

"Compañeras, compañeros, estas tres personas que se dirigen a nosotros no son estudiantes y se puede ver claramente por su edad y forma de vestir. Nos están arrastrando a que abandonemos el curso por sus intereses políticos. Nosotros somos estudiantes y a muchos nos ha costado conseguir matricularnos, pero además es que con tanta repetición que os han hecho en su discurso de la palabra democracia, resulta que nosotros no hemos votado democráticamente, que el voto democrático debía ser secreto y por lo tanto ese voto a mano alzada no servía y lo que había que hacer es recortar papeletas donde cada uno pudiera escribir su voto en secreto".

Se hizó así aunque llevó un rato el recortar los papeles, votar, recoger los papeles e ir apuntando en la pizarra los resultado de la votación. La diferencia que salió fue asómbrosa, 92 a favor de no renunciar al curso contra 8 de dejarlo. Ante ese resultado tan claro de la voluntad de la mayoría no hubo nada más que decir. Los tres individuos desaparecieron y recuerdo que el director del Instituto me llamó a su despacho y me felicitó, insinuándome que podía servirle para situaciones similares pero yo le dije que a mí no me interesaba la política y que lo que había hecho era porque había visto claramente la manipulación de los votos a mano alzada y que lo que yo quería era realizar el curso para poder entrar a la Universidad.

*        *        *

TARRAGONA    TARRAGONA

La Rambla de Tarragona termina en el llamado "Balcón del Mediterráneo". Abajo, "La Playa de los Milagros"

Un sueño que tuve hace más de cincuenta años y que nunca he olvidado (ampliado el tercer párrafo).

Tarragona es una ciudad que está construida sobre una planicie ligeramente inclinada que va desde la montaña al mar y su arteria principal que se llama "La Rambla" termina abruptamente en el llamado "Balcón del Mediterraneo" porque es el borde de un precipicio de unos cuarenta metros de altura con una barandilla metálica forjada en hierro en la que te puedes apoyar y disfrutar de la vista del Mar Mediterrámeo pudiendo ver una gran superficie del mismo al estar viéndolo desde un lugar que está cuarenta metros por encima del nivel del mar. Desde esa arteria principal que es "La Rambla", salen calles que son de subida hacia la derecha y otras que son de bajada a la izquierda. Las que son de bajada terminan en el puerto y en la estación del ferrocarril donde tantas veces fui cuando viví allí entre los 18 y 20 años para coger el tren Talgo en dirección a Zaragoza para ir a ver a mis padres, a mis hermanos y a mi pandilla de amigos.

Mi primer trabajo fue en la Telefónica, llamada entonces "Compañía Telefónica Nacional de España" por ser la única compañía que ofrecía el servicio de telecomunicaciones para todo el territorio español, trabajo que conseguí ganando unas oposiciones que preparé en Zaragoza tras el examen correspondiente realizado en la ciudad de Barcelona. Recuerdo que mi primer solicitud de plaza, que me concedieron, fue Palma de Mallorca, sin embargo, a los pocos minutos de concedérmela anunciaron que me la anulaban porque la había solicitado también una persona que por estar casada tenía prioridad sobre mi que era soltero y fue entonces cuando cambié la solicitud de Palma de Mallorca a Tarragona con el fin de estar lo más cerca posible de Zaragoza. La única central telefónica que había en Tarragona en esa fecha de 1968, era la situada en la intersección de La Rambla y la calle Fortuny que era de las que descendían hacia el puerto y la estación.

Con esta explicación preliminar en los dos párrafos de arriba, queda explicado el contexto del sueño que tuve hace muchos años pero que nunca se ha ido de mi memoria y que es el contenido principal de esta página que estoy escribiendo aunque seguramente la explicación del sueño tenga menos o pocas más líneas que las escritas hasta el mommento.


Era la hora de mi salida del trabajo en la Telefónica tras el turno de tarde por lo que estaba empezando a anochecer siendo verano y subí para coger La Rambla, cruzarla y dirigirme a donde vivía, pero vi que una gran concentración de personas corrían Rambla abajo y detrás de ellas se veía como una masa roja y viscosa que poco a poco descendía por La Rambla y que al llegar a la calle Fortuny, como era de bajada, se deslizaba siguiendo la incliación de la calle. En aquel momento percibí un olor a sangre muy intenso que provenía de la masa roja espesa que empezaba a descender por la calle en la que me encontraba y, lógicamente, empecé a correr escapando de ella recorriendo toda la calle Fortuny hasta el puerto y después giré a la izquierda para ir a la estación de trenes.

Se había hecho de noche y el griterío de la gente aterrorizada que corría invadiendo la estación era sobrecogedor. Al llegar vi que había un tren Talgo, como el que cogía normalmente para ir a Zaragoza pero de un color muy blanco y sin haber comprado el billete correspondiente me subí en el tren en el primer vagón con el que me encontré y dentro de él, que estaba casi vacío, vi que en la parte de atrás de uno de los asientos de ventanilla que daba hacia la estación, estaba escrito mi nombre "Mariano Bayona" con letras bastante grandes por lo que sin pensarlo ni un segundo me senté en él y en ese mismo momento sentí que el Talgo se ponía en marcha. Por la ventanilla podía ver a la gente que seguía entrando desesperadamente en la estación huyendo de la masa roja que se tragaba y absorvía todo lo que pillaba en su camino.

De pronto, me di cuenta de que la estación con toda la gente gritando y la masa roja de sangre que lo invadía todo, se alejaba lentamente y era debido a que el Talgo, saliéndose de sus vías, había empezado a ascender lentamente como si fuera un avión despegando y poco a poco estaba a mayor altura hasta que hubo un momento en que empecé a ver que nos saliamos de la atmósfera y veía todo el planeta Tierra hermosamente azulado flotando en el espacio infinito, pero esa belleza acabó pronto porque un par de manos gigantescas, un poco más grandes que el propio planeta, lo empezaron a apretar una por cada lado hasta que toda la Tierra estalló en pedazos lanzando una espesa sangre hacia el espacio y me di cuenta que venía en la dirección del Talgo hasta que nos alcanzó y penetró las paredes del tren llenándome de una sustancia roja y viscosa que era la sangre de toda la Humanidad produciéndome un dolor terrible por todo mi ser que hizo que al final me despertara. Había sido un sueño, bueno, una pesadilla terrorífica que a pesar de haberme despertado, al dolor físico que me había producido el sueño, se añadió el dolor psicológico que me provocaba su recuerdo, un recuerdo que nunca en mi vida he logrado olvidar.

*        *        *






Extraterrestre

Esta zona de espacio negro representa la imagen de otro sueño que tuve muchos años después aunque en él no había estrellas y la oscuridad era total. Eran las tres y pico de la madrugada y tuve que salir de casa en busca de una farmacia de guardia para comprar un medicamneto que se me había terminado y necesitaba. Era en Barcelona, subiendo por la calle Rocafort. No había absolutamente nadie por la calle y de pronto un halo energético, como un tubo de energía casi invisible me rodeó y vi que empezaba a ascender hacia arriba y pronto me quedé suspendido en el aire, muy por encima de los edificios pero ya no los veía, no veía nada, absolutamente nada. Por más que mis ojos miraban alrededor no se percibía nada de nada, ni siquiera podía verme a mi mismo, tal era el grado de oscuridad que me envolvía y uso la palabra envolvía porque ésa era la sensación que tenía, no solamente de estar a oscuras, sin luz, sino que esa oscuridad, de alguna manera era lo que me sostenía flotando en el aire sin poder vislumbar nada.

En esa situación, el tiempo no existía, no podía saber cuanto tiempo había pasado desde que todo comenzó pero de pronto, algo comenzó a variar, por microsegundos me parecía ver algo, de tanto en tanto, veía algo que al final tomó forma en mi cerebro y me di cuenta que estaba flotando en el aire pero metido en una especie de burbuja esférica que tendría como 10 metros de diámetro. Y en cuanto fui consciente de eso noté, porque no lo veía, que se me estaba desnudando, que la ropa que llevaba, camisa, pantalones cortos, slip y sandalias ya no estaban conmigo, ahora estaba flotando dentro de esa esfera de oscuridad totalmente desnudo.

No hacía frio y la verdad es que no sentía miedo, era como si algo provocase que no sintiera miedo. De pronto algo me tocó, no sabría decir el qué, pero algo me estaba acariciando la piel pero era algo que se extendía, es como si cada vez más parte de mi piel estuviese siendo acariciada. Lo cierto es que resultaba agradable. Había empezado por la espalda y luego pasaba al pecho, a los pectorales. Era como si alguien se me hubiera acercado por detrás, se hubiera pegado a mi espalda y con unos supuestos brazos me hubiera rodeado y abarcado todo el pecho.

Ya no me cabía duda, era un ser con brazos y piernas pues no sólo sentía como si unas manos me acariciaran en el pecho sino que también sentía como unas piernas me acogían entre ellas, era la misma sansación de estar rodeado por una mujer y entonces pensé en porque no podía ser un hombre, pero la cierto es que tenía la convicción de que se trababa de un ser femenino que me estaba acariciando el cuerpo sin realizar absolutamente ninguna clase de sonido. Era muy agradable pero me sentí un poco alarmado cuando esa sensación tactil descendió por mi vientre y me rodeó el pene que se ponía erecto por momentos. No me cabía duda de que me estaban masturbando y entonces sentí que el ser que tenía a mi lado y que no podía identificar su forma de ningua manera me tenía completamente rodeado.

Esa percepción de que me tocaban la piel del cuerpo ya la tenía completamente identificada. En medio de esa inmensa oscuridad, un ser extraño, probablmente de otra galaxia me estaba rodeando el cuerpo entero pues lo empecé a sentir simultáneamnete por delante y por detrás, en un principio llegué a pensar que eran dos seres, uno que lo tenía por detrás pegado a mi espalda y otro por delante pegado a mi pecho y mi vientre pero luego sentí que lo que se pegaba a mi cuerpo por todas partes era un mismo ser.

Entonces me di cuenta de que me podía mover y tomar cierta iniciativa que hasta ese momento no había tenido pues simplemente estaba flotando en el espacio absorto en mis sensaciones tactiles. Moví los brazos y rodeé al supesto ser que tenía un cuerpo suavísimo y con las manos empecé a acariciarle su supuesta espalda. Es como si hubiera iniciado el contacto con él o ella por mi propia voluntad y eso había provocado simultaneamente que la sensación de placer por el contacto entre los dos cuerpos aumentara muchísimo en intensidad.

Después la sorpresa que tuve fue intensa y casi indescriptible pues yo tenía al ser abrazado delante de mi, sentía mi pecho y mi vientre pegados a su cuerpo, algo de él me tenía a la vez cogido por el pene que lo frotaba con gran suavidad pero es que de prontó sentí que algo se introducía muy suavemente en mi ano, no sé lo que era, podía ser un dedo de otra de sus manos o hubo un momento en que me pareció que ese ser tenía más de dos brazos y dos manos. Estaba siendo masturbado por delante y penetrado en profundidad por detrás y con una gran suavidad y percibí que no era su mano, era otra parte de su cuerpo, como si fuera un ser con rabo y que fuera eso lo que se introducía dentro de mí produciéndome mucho placer desconocido y acto seguido su contacto físico se apoderó de mi cara, de mi boca y noté que mi lengua y mis labios eran acariciados por unos labios y una lengua que quizás pudieran ser similares a los mios pero que lo abarcaban todo mucho mejor, como si la sustancia, lo que formaba su cuerpo, fuera mucho más elástica que la mía.

Había llegado a un punto en que el placer que sentía por absolutamente todas las partes de mi cuerpo incluidos todos los huecos desde las ingles en las piernas, los sobacos, toda mi boca entera por fuera y por dentro, con un placer muy intenso al tocarse nuestras lenguas, mis orejas... su rabo moviéndose y acariciando partes muy íntimas de mi ser. Tenía los ojos cerrados pero se me ocurrió abrirlos por un momento y por fracciones de segundo pude ver a ese ser, podía ver su cara que tenía ojos y boca y todo lo que hay en una cara, pero me quedé absorto en sus ojos y en su boca. Ya no me cabía duda, era un ser femenino de una belleza extraordinaria pese a que su piel era toda negra como la oscuridad que nos rodeaba y pensé alborozado y extasiado que estaba haciendo el amor con una mujer extraterrestre que no sólo me producía un placer muy superior al que nunca hubiera sentido anteriormente sino que a la vez me producía una sensación inmensa de paz.

El placer se hizo tan intenso que hubo un momento en que sin yo pretenderlo, más parecía una pretensión de "ella", me empezó a venir un orgasmo indescriptible pues lo sentía no únicamente en mis órganos sexuales, sino por absolutamente todo el cuerpo, jamás había sentido algo así, el placer del orgasmo ascendía desde mis órganos sexuales pasando por el ano hasta mi cabeza recorriendo toda la espalda, yo diría que toda la columna vertebral, y de pronto noté que era tal la profundidad del mismo que se podía decir que todas y cada una de la células de mi cuerpo estaban sintiendo ese orgasmo, se podría hablar de un orgasmo celular, si es que eso puede llegar a existir.


Al llegar a este punto, el número de carcajadas aumentó poderosamente. Estábamos sentados formando un círculo, en el bosque, en la parte de atrás de un restaurante rural al que habíamos ido a comer en lo que llamamos una reunión de primos hermanos que habíamos organizado y a la que habían venido primos y primas, algunos con sus esposas y maridos. Muchos de ellos permanecieron callados durante el relato aunque de tanto en tanto la risa hacía que me parara un momento, pero al final con la frase de "orgasmo celular" ya nadie lo pudo evitar y empezamos a reirnos a carcajadas que nos costó un buen rato pararlas.

*        *        *

Retroceso en el tiempo a través de la música

Escuchaba anoche en la serie de televisón "The Mentalist" en la que el protagonista Patrick Jane (Simon Baker) decía que el olfato, los olores, eran un poderoso medio de atraer recuerdos y yo quiero añadir que pasa lo mismo con la música. Estos días de recluimiento en casa de mi hija debido al problema del coronavirus, he tenido ocasión de hacer numerosos viajes en el tiempo a nivel mental y emocional escuchando canciones a través del ordenador y usando algo tam simple como recurrir a los archivos de You Tube.

Por ejemplo y por citar el primero y que ha resultado ser el más poderoso potenciador y que me ha hecho retroceder poderosamente en el tiempo a momentos olvidados porque habían pasado más de 50 años, ha sido escuchar al grupo musical australiano de los años 60 "Easy Beats" y concretamente su canción "Friday On My Mind" que los catapultó a la fama inmediatamente.

Yo siempre he sido una persona tímida, aunque como buen tímido, han habido épocas de mi vida que he protagonizado movimientos que en un momento llegué a arrastrar masas en la dirección deseada. El caso es que en mi adelescencia en Zaragoza, con 16 años, era muy tímido sobretodo para bailar. Nunca entré a una discoteca para bailar, digo esto porque si entré muchas veces en la Discotecka "Bikini" de la Diagonal de Barcelona, pero mientras mis amigos se iban a bailar a la pista de baile yo me quedaba jugando en las pistas de minigolf que había anexas al lado de la pista de baile.

O cuando en Tarragona ibamos con el grupo de Anna María a la discoteca nocturna en Torredembarra, yo siempre me quedaba afuera hablando con una chica que tampoco le gustaba entrar a la discoteca (Lolita, que gran favor me hiciste).

El caso es que volviendo al grupo australiano "Easy Beats" y su canción "Friday On My Mind", compré el single cuya canción principal era la mencionada y cuando me quedaba solo en el comedor de mi casa de Zaragoza me la ponía a todo volumen y me dejaba llevar por la música y mi cuerpo se "desmenelaba" como cualquier fan histérico de esos que se ven en los conciertos de grupos famosos y cuando se acababa la canción la ponía de nuevo y era capaz de estar dos horas seguidas oyendo y oyendo la canción y bailándola a un ritmo frenético y sin ningún tipo de timidez ni vergŁenza, algo que no hubiera podido hacer con gente en una discoteca y estoy seguro que de haber podido hacerlo se hubiera formado un corro a mi alrededor.

Pero hablando de esta canción, estos días de la confinación provocada por la pandemia del "Coronavirus", me dio por escuchar "Friday On My Mind" y buscando por You Tube fui a parar a una versión de Bruce Springsteen. Había oido hablar de él y conocía su nombre, pero nada más. En estos momentos que han pasado más de dos semanas no exagero si digo que la he escuchado más de 100 veces porque me la pongo como mínimo 7 veces diarias. Me encanta, me absorve su manera de interpretarla, la fuerza que le da, es genial y no puedo dejar de escucharla y ver la interpretación a través de You Tube y si lo deseas la puedes ver y oir haciendo click en este enlace y en esta página puedes leer la letra en inglés y traducida al español.


Visit The Great Superman Thematic Museums

To The Great Superman Thematic Museum

DISCLAIMER: Superman and all related elements are the property of DC COMICS.

La obra de Superman clasificada por años


Indice de las páginas web realizadas hasta el momento

Prince Valiant Sundays (1937-1956)     Lance     Flash Gordon & Jungle Jim (1934-1944)     Dan Dare Pilot Of The Future     The Heart of Juliet Jones     Mary Perkins On Stage     El Eternauta     El Hombre enmascarado (The Phantom)     Druuna     Tarzan     El Guerrero del Antifaz     Pantera Negra y Pequeño Pantera Negra      Superman     Spanish Superman Homepage      Superman Expandido     Supergirl     Supergirl de Peter David     Superman Forever     Superman Returns     Superman en España     Legion of Super-Heroes     Smallville     La ciudad de Amposta     La ciudad de Jaca     Los Diez Mandamientos     La llegada     El rostro impenetrable     El mundo de Suzie Wong     The Delinquents     Kylie Minogue     Ava Gardner     Betsy Blair     Sara Montiel     Hayley Mills     Marilyn Monroe      Sophia Loren      Kim Wilde     Hurts     Coreano básico para españoles     Mi paso por Telefónica (1968-2000)     Evita 1919 - 1952     Documentos gráficos de Evita     Documentos gráficos de Evita (2)     Mi paso por Dolors Aleu     Página índice de todas mis páginas web


DOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLEN
Esta página está dedicada a mi esposa Dolors Cabrera Guillén, fallecida por cáncer el día 12 de marzo de 2007 a las 18.50 y por seguir su última voluntad, ya que conociéndome, antes de morir, me hizo prometerle que no abandonaría la realización de mis páginas web.

Homenaje a Dolors Cabrera Guillén 


(C) Copyright Mariano Bayona Estradera 2019 ....
Página creada con el asistente automático para crear páginas WEB WebFacil